LENTES CON PROTECCIÓN UV
La exposición a los rayos UV no es solo un problema en el verano, puede causar daños durante todo el año. La radiación ultravioleta no se puede sentir, por lo que es particularmente importante protegerse siempre los ojos.
Una vez afuera, casi en cualquier lugar, desde los nevados hasta las orillas del mar, y con cualquier pasatiempo, desde el tenis hasta simplemente caminar, estamos expuestos a la radiación ultravioleta, ya sea de una fuente dirigida o reflejada.
¿Sabías que la radiación ultravioleta puede dañar gravemente nuestros ojos? Al aire libre, la radiación ultravioleta está por todas partes. Todo el año, a cualquier hora del día, en condiciones soleadas o incluso en días nublados. Si bien la ropa y el protector solar pueden proteger nuestra piel, la única forma de proteger nuestros ojos de la radiación UV es usar lentes con protección UV. Las gafas de sol generalmente nos protegen contra los rayos UV, pero muchos usuarios de lentes para gafas no tienen gafas de sol o no se molestan en cambiarlas todo el tiempo.
¿Cómo pueden dañarnos los rayos ultravioleta?
La radiación ultravioleta tiene un nivel de energía muy alto. Sin el nivel adecuado de protección UV, dependiendo de su tipo, los rayos del sol pueden dañar nuestra piel y nuestros ojos de diferentes formas.
UVA y UVB: ambos tipos pueden ser dañinos.
La radiación UV que llega a la tierra al nivel del mar se clasifica en dos tipos básicos: radiación UVA y UVB. Los rayos UVA (en el rango de longitud de onda de 315 a 400 nm) y los rayos UVB (entre 280 y 315 nm) pueden dañar gravemente nuestra piel y nuestros ojos con un efecto inmediato pero también a largo plazo. Esto va desde quemaduras solares de párpados, conjuntivitis y fotoqueratitis hasta envejecimiento prematuro de la piel o pterigión, un crecimiento de tejido en la conjuntiva. La radiación ultravioleta excesiva puede provocar cáncer de piel en el párpado y puede contribuir a la aparición de cataratas.
¿Qué protección UV se recomienda frente a los rayos UVA y UVB?
Organizaciones sanitarias como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos importantes en el campo de la medicina recomiendan encarecidamente la protección contra la radiación ultravioleta, que se define como radiación de hasta 400 nm.3 En 2018, ZEISS comenzó a establecer nuevos estándares incorporando protección total contra los rayos ultravioleta. a 400 nm en lentes transparentes ZEISS. Gracias a la innovadora tecnología ZEISS, nuestras "lentes de uso diario" ofrecen la misma protección UV que las gafas de sol de alta calidad, lo que garantiza la máxima seguridad y una visión excepcional durante todo el año.
La radiación UVC está bloqueada por la capa de ozono.
UVC es una radiación ultravioleta de onda corta extrema (en el rango de longitud de onda de 100 a 280 nm). Este tipo de radiación podría causar graves daños inmediatos. Afortunadamente, no necesita tomar precauciones especiales ya que la capa de ozono lo absorbe por completo. Pero puede usarse en forma artificial como desinfectante y puede provocar enrojecimiento de la piel e inflamación ocular dolorosa en dosis altas.
Nuestra recomendación: ¡No corra ningún riesgo en lo que respecta a la salud de sus ojos! Asegúrese de usar lentes con protección UV total durante el día, sin importar la temporada. Tanto las gafas de sol como las lentes de uso diario deben poder filtrar la radiación UV con longitudes de onda de hasta 400 nm para eliminar el riesgo de daño ocular.
Aquí en Megavisión estaremos encantados de atenderle cuando gustes.
La protección UV es fundamental para la salud ocular.
La exposición de los ojos a los rayos ultravioleta puede dañarlos. Con el tiempo, los rayos ultravioleta pueden contribuir a enfermedades oculares graves relacionadas con la edad. Por eso es tan importante llevar lentillas con máxima protección UV. Porque los rayos ultravioleta siempre están presentes al aire libre, en días soleados, nublados y todos los días intermedios.
A diferencia del protector solar que se aplica y se vuelve a aplicar, las lentes para anteojos y las gafas de sol pueden tener protección ultravioleta incorporada en la lente o aplicarse como tratamiento para lentes. Recuerde, aunque los rayos UV son invisibles para el ojo humano, siempre están presentes. Por lo tanto, sus lentes siempre deben brindar protección UV.
Lo más importante que debe saber sobre los anteojos UV es lo siguiente: asegúrese de que sus anteojos proporcionen una protección UV cercana o exacta al 100% contra los rayos UVA y UVB. Cualquier cosa menos es menos que ideal para la protección a corto y largo plazo de una vista saludable.
LA PROTECCIÓN OCULAR UV COMIENZA TEMPRANO
La protección solar es importante para todos. El efecto de la luz ultravioleta en nuestros ojos y el peligro de daño de la radiación ultravioleta aumenta cuanto más tiempo pasamos al sol a lo largo de nuestra vida. Los niños son aún más vulnerables al daño de la retina porque sus ojos pequeños son más claros. ¿Sabías que la mayor parte de la exposición de una persona a la radiación ultravioleta en su vida puede ocurrir a los 20 años? ** Es esencial comenzar a usar protección solar para los ojos temprano.
Busque un par de gafas de sol diseñadas específicamente para la protección ocular UV con clasificación UV400 o superior; eso significa que bloquearán el 99,9% de los rayos ultravioleta. Las lentes también deben estar polarizadas para ayudar a neutralizar el deslumbramiento dañino. Y tenga cuidado con las etiquetas UV falsas: no todas las gafas de sol UV son iguales.
EFECTO DE LOS RAYOS UV EN NUESTROS OJOS
Hay dos tipos de rayos ultravioleta por los que deberíamos estar más preocupados: UVA y UVB.
Los rayos UVA atraviesan la córnea para llegar al cristalino y la retina dentro de los ojos. La sobreexposición a la radiación UVA se ha relacionado con el desarrollo de degeneración macular (daño en la retina que causa la pérdida de la visión central y ciertos tipos de cataratas), una opacidad del cristalino que conduce a una disminución de la visión.
Los rayos UVB son parcialmente filtrados por la capa de ozono, pero son más intensos que los rayos UVA. Penetran menos profundamente y son completamente absorbidos por la córnea. En pequeñas dosis, se sabe que los rayos UVB causan "ceguera de la nieve", una inflamación dolorosa de la córnea que provoca una pérdida temporal de la visión.
¿Necesito protección UV en mis gafas?
Así que ha elegido las monturas perfectas, pero ahora debe decidir si necesitará algún tratamiento específico para lentes, incluido un tratamiento con rayos ultravioleta.
Proteger sus ojos contra los rayos ultravioleta (incluso en días nublados) es una forma de mantenerlos saludables durante el mayor tiempo posible e incluso puede ayudar a prevenir algunas afecciones oculares. Aquí, desglosaremos algunas de las razones por las que la protección UV es importante y por qué podría considerar agregarla a sus lentes recetados.
¿Por qué necesito protección UV en mis gafas?
Si ya tiene un par de gafas de sol de buena calidad, es posible que se pregunte si es realmente necesario que su par de lentes recetados también tenga protección UV. Pero es importante recordar que el riesgo de rayos ultravioleta puede ser alto en días despejados o nublados cuando no es realmente práctico usar lentes de sol. Esto se debe a que la luz ultravioleta es invisible y puede penetrar las nubes e incluso materiales como el vidrio del parabrisas de su automóvil.
Agregar un tratamiento de protección UV a sus anteojos recetados es una forma sencilla de mantener sus ojos protegidos contra el daño de los rayos UV. Incluso los lentes sin tratamiento UV hacen un buen trabajo bloqueando la mayoría de los rayos UVB, pero aún permiten el paso de la mayoría de los rayos UVA. Por lo tanto, especialmente si pasa mucho tiempo al aire libre o incluso conduciendo, tener un par de anteojos recetados con filtro UV eliminará la preocupación sobre si sus ojos están completamente protegidos.
Preguntas frecuentes
¿Qué color de lunas es mejor para protegernos de la radiación ultravioleta?
El color de las lentes es una elección personal y no repercute en cómo tus gafas protegerán tus ojos de la radiación ultravioleta. El gris y marrón son colores populares porque distorsionan menos la percepción del color.
Los atletas, a menudo, prefieren otros tonos. Por ejemplo, los esquiadores y los tiradores deportivos eligen lentes amarillas porque les permite ver mejor en lugares con poca luz. Esto se debe a que reducen la opacidad y aumentan el contraste para lograr una imagen más nítida.
¿Cómo me protejo de los rayos UV?
La mayoría de los tipos de cáncer de piel son causados por una exposición excesiva a los rayos ultravioleta (UV). La mayor parte de esta exposición procede de la luz solar, pero cierta cantidad puede proceder de fuentes artificiales, tales como las camas bronceadoras y las lámparas solares. Las personas que se exponen demasiado a los rayos ultravioleta (UV) tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel.
Los principales tipos de rayos UV que pueden afectar la piel incluyen los rayos UVA y los rayos UVB. Los rayos UVB tienen más energía y son una causa más potente de al menos algunos tipos de cáncer de piel, pero tanto los rayos UVA como los UVB pueden dañar la piel y causar cáncer de piel. No existen rayos UV seguros.
¿Me tengo que preocupar por los rayos infrarrojos?
Los rayos infrarrojos se ubican justo después de la porción roja del espectro de luz visible. Aunque la radiación infrarroja produce calor (las “lámparas de calor” que mantienen la comida caliente en los restaurantes emiten rayos IR), la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la radiación infrarroja del sol no representa un peligro para los ojos.
¿Qué significa factor de protección solar?
El FPS significa factor de protección solar, también llamado índice o grado de protección solar. Cuanto mayor sea el número de factor de protección solar, más segura estará nuestra piel.
El número de factor de protección solar nos brinda un lapso de tiempo teórico en el cual nuestra piel puede permanecer al sol sin quemarse. Cuando nos aplicamos un factor de protección solar 30 por ejemplo, le brindamos a nuestra piel 30 veces mayor protección solar que si no lo usáramos – o aproximadamente 300 minutos de protección de los rayos UVB del sol.
¿Los lentes con lunas oscuras ofrecen mayor protección UV que las lunas más claras?
Los lentes de sol con lunas oscuras disminuyen la cantidad de luz visible que atraviesa los lentes, a diferencia de las lunas más claras. No obstante, no necesariamente ofrecen mayor protección contra los invisibles rayos UV.
Para protegerte del sol de manera adecuada, asegúrate de que el modelo de gafas solares que escojas bloquee al 100 % la radiación ultravioleta; no te dejes llevar por la opacidad de las lunas.
¿LA PROTECCIÓN UV PARA LOS OJOS COMIENZA A UNA EDAD TEMPRANA?
La protección contra el sol es importante para todos. El efecto de la luz UV en los ojos y el peligro de daño de la radiación UV aumenta mientras más sea el tiempo que nos expongamos al sol durante nuestras vidas. Los niños son más vulnerables al daño de retina debido a que sus ojos son más transparentes. ¿Sabía que la mayor exposición a la radiación UV en la vida de una persona se puede producir a los 20 años?** Es esencial comenzar a usar protección solar para sus ojos a temprana edad.
Busque un par de gafas de sol diseñadas específicamente para protección UV de los ojos con clasificación UV400 o superior, lo que significa que bloqueará un 99.9% de los rayos UV. Las lentes deben ser polarizadas, para neutralizar el resplandor dañino. Y esté atento a las etiquetas falsas de UV, ya que no todas las gafas de sol se fabrican de la misma forma.
¿Qué pasa si necesito gafas graduadas y lentes de sol?
Hay tres opciones:
 
  • Utiliza dos pares de anteojos: uno para interiores (lentes de uso diario) y otro para exteriores (gafas de sol).
  • Escoge lentes que tengan filtro solar magnético (se pegan con un imán a los lentes).
  • Opta por unos lentes fotocromáticos, los cuales se oscurecen cuando te expones al sol. Esta opción es adecuada para aquellos que utilizan anteojos graduados y no quieren cambiar de lentes cuando salen al aire libre.
¿Cómo daña la energía UV radiante a las células y a los tejidos?
La energía radiante UV se absorbe fácilmente por los ácidos nucleicos, proteínas, lípidos y otras moléculas dentro de las células. La mayor parte de esta energía se disipa, pero el resto puede alterar estructuralmente las moléculas. A su vez, una molécula dañada puede reaccionar con otras moléculas dentro de la célula. Algunas consecuencias celulares específicas de la exposición al UV que han sido documentadas incluyen mutaciones puntuales del ADN3–4, desnaturalización de las proteínas y la muerte celular.
¿Qué afecta la exposición a los rayos UV?
La potencia de los rayos UV solares que llega al suelo depende de varios factores, tales como:
 
  • Hora del día: los rayos UV son los más intensos durante las horas del mediodía, entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m.
  • Temporada del año: los rayos UV son más potentes durante los meses de la primavera y el verano. Este es un factor menos importante cerca del ecuador.
  • Distancia desde el ecuador (latitud): la exposición a UV disminuye a medida que se aleja de la línea ecuatorial
  • Altitud: más rayos UV llegan al suelo en elevaciones más altas.
  • Formación nubosa: el efecto de las nubes puede variar, pero es importante saber que los rayos UV pueden llegar al suelo, incluso en un día nublado.
  • Reflejo de las superficies: los rayos UV pueden rebotar en superficies como el agua, la arena, la nieve o pavimento, lo que lleva a un aumento en la exposición a los rayos UV.
¿Por qué las gafas de sol son UV 400?
El indicador de UV400 nos dice que esas gafas evitarán que recibas entre un 99 a 100% los rayos UV, es decir que pueden brindar un bloqueo casi total.
Otros factores que afectan la exposición a UV
Junto con la potencia de los rayos, la cantidad de exposición a los rayos UV que se recibe también depende del tiempo que su piel esté expuesta, y si su piel está protegida con ropa o protector solar.
Las personas que viven en áreas donde están expuestas todo el año a la luz solar intensa tienen un mayor riesgo de cáncer de piel. Pasar mucho tiempo a la intemperie por motivos de trabajo o recreación sin protegerse con ropa y loción antisolar aumenta su riesgo.
El patrón de exposición también puede afectar el riesgo de cáncer de piel. Por ejemplo, las quemaduras frecuentes en la niñez pueden aumentar el riesgo de algunos tipos de cáncer de piel muchos años o incluso décadas después.
También es importante entender que algunas personas son más propensas a sufrir daño en la piel por el sol, por diversas razones.
¿Si el sol no me causa molestias a la vista, necesito usar gafas solares?
¡La respuesta es sí! El sol emite rayos ultravioleta (UV) que pueden dañar tus ojos. Estos atraviesan las nubes y, de esa forma, el sol perjudica tu vista incluso en los días nublados.
Según especialistas, aunque no veamos el sol, los rayos UV siguen presentes y penetran nuestras retinas sin darnos cuenta. Por ello, usar lentes de sol en días nublados no tiene que ser un símbolo de excentricidad, sino de protección.
¿Qué es exactamente la polarización y Quiénes deberían utilizarlos?
La polarización es una solución efectiva para neutralizar el brillo. En este sentido, una lente polarizada es una especie de filtro vertical que bloquea la luz del sol que llega a los ojos de forma horizontal, como por ejemplo la que se refleja en el mar, nieve, carretera y asfalto, y permite el paso de la luz vertical para poder ver claramente.
Se recomienda el uso de lentes de sol polarizados a:
 
  • Usuarios que están en contacto con el mar o realizan actividades cerca de él
  • Usuarios que conducen mucho
  • Usuarios que les gusta la definición del color
¿Los lentes de gafas de sol más oscuros dan una mayor protección UV que los lentes con tintes más ligeros?
Las gafas de sol más oscuras reducen la cantidad de luz visible que atraviesa los lentes en comparación con los tintes de lentes más ligeros, pero no proporcionan necesariamente una mayor protección frente a los rayos UV invisibles. Para una adecuada protección frente al sol, asegúrese de que sus gafas de sol bloquean el 100 % de los rayos UV, independientemente de si el color de los lentes es más o menos oscuro.
¿Hay ciertos problemas médicos que aumentan el riesgo de que los rayos UV me hagan daño?
Sí. Las personas con cataratas (y quienes se han sometido a cirugía de catarata), degeneración macular o distrofias en la retina deben tener especial cuidado.
¿Qué opciones tengo de prevenir el daño de los rayos UV en mis ojos?
Llevar gafas de sol que bloqueen el 100 % de los rayos UV es la mejor forma de proteger sus ojos del sol.
Algunos lentes de contacto proporcionan protección UV, pero no cubren todo el ojo, de manera que sigue necesitando gafas de sol.
Además, puede considerar el uso de gafas de sol envolventes para prevenir que los rayos UV dañinos entren por la zona alrededor de la montura.
¿Cómo sé si mis lentes tienen protección UV?
Debes comprarlos en ópticas y no de forma ambulatoria. Luego, deben pasar por el uveómetro para detectar el nivel de protección que tienen. Cabe señalar que las marcas o el costo no garantizan que las gafas cuenten con la protección adecuada.
Los daños que provoca el uso de un modelo de anteojos de sol inadecuado no son inmediatos, tardan unos años. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las lesiones son irreversibles. Algunas fotofobias anormales y dolores intensos de cabeza se deben a la utilización de gafas de sol que no disponen de los filtros apropiados.
¿Los niños necesitan lentes de sol?
Las gafas de sol son fundamentales en los niños. Los niños tienen un riesgo especial porque pasan mucho más tiempo al sol que los adultos y sus ojos son más sensibles también. El daño producido por los rayos UV se acumula durante la vida de una persona, lo que quiere decir que debe comenzar a proteger los ojos de su hijo lo antes posible.
•   •   •
"Aquí en Megavisión Estamos comprometidos a proporcionarle un producto de calidad y una experiencia de compra segura."
•   •   •
También puede visitar nuestra galería, donde podrá encontrar material de su agrado, quizás también encuentre algún diseño que le guste.
PLANO DE UBICACIÓN:
 centro óptico megavisión Dirección: calle "B" 136 (altura cuadra 16 de la av. La Marina) San Miguel  
  Tlf.: cel.: 999 961 422 - ofic.: (01) 2639160  
  Horario: Lunes a Sábado de 9:30 a.m. - 7:30 p.m.  
  Email: neli.hinojosa@gmail.com - neli.hinojosa@megavision.pe